jueves, 17 de abril de 2008

POEMAS DE OBJETO DE ESTUDIO A PARTIR DE LA LITERATURA Y EL SIMBOLO ESCOGIDOS DEL IBRO DEL POETA Charles Baudelaire DEL LIBRO Las Flores Del Mal,Y SON


Las Flores del Mal.



Charles Baudelaire.
Se trata de un título de clara ambigüedad sintáctica, por lo que da lugar a muy distintas interpretaciones. En cualquiera de los casos, la antítesis viene por la contradicción creada en la incompatibilidad significativa de Flores y Mal. Las distintas sugerencias se podrían encauzar en la línea de ‘lo que dentro del mal se puede hacer mejor’ ‑más mal‑, lo que nos introduce ya en el universo de una poesía inmersa en las fronteras del bien y del mal a través de la blasfemia.


En Baudelaire no existe una ignorancia de tales límites. Se reconoce la consideración del bien y del mal, mediante la asimilación de estética y ética (Flores y Mal = Feo y Bien). El poeta encuentra una belleza particular en el mal. Se siente fascinado por la transgresión de las normas morales y religiosas, por lo que identifica en ello el concepto de Belleza; de ahí la explicación de una fecundidad florida en la vida maléfica

Quiero que tomemos un poema y pensemos, detenidamente, cuántas cosas nos dice. Para no dilatar en exceso este ejercicio, elegí uno muy breve llamado « LA DESTRUCCIÓN » del poeta Charles Baudelaire del libro Las Flores del Mal.

Es un poema introductorio, da pautas de lo que sucederá en el resto de la obra. Es un poema impactante porque es una visión moral del hombre. El poema se inicia enumerando actitudes, formas de comportarse y el pecado. También se menciona la anguria que es el querer siempre más. Es una enumeración asindética porque el autor menciona elementos separados que no están conectados por un nexo. Esto lo hace porque podría seguir nombrando actitudes, lo que nos da un sentido de infinidad.




En su primera estrofa: nos lleva a pensar que pudiera estar hablándonos a sus lectores en un tono de cómo la palabra demonio la traducimos al mal y que a su vez este nos esta rodeando o en algunos otros realmente cercanos al poeta, y como por medio de ese mal podemos esta destruyendo algo como el (aire) el cual cuando lo respiramos sentimos la contaminación que le estamos haciendo donde algún día podríamos llegar a sentirnos culpable por el mal que le estamos haciendo a la tierra como es la contaminación, sus destinatarios no son el producto de una relación pasajera o intrascendente; apreciamos que se siente unido a ellos como por su interés en ellos como suele suceder con lo que se considera exclusivo de uno.



El demonio se agita a mi lado sin cesar;
flota a mi alrededor cual aire impalpable;
lo respiro, siento como quema mi pulmón
y lo llena de un deseo eterno y culpable.



En su segunda podemos tomarla como algunas veces nos damos cuenta de lo hermoso que es nuestra tierra el cual no la nuestra como obra de arte y el símbolo que expresa la belleza. Los cuales nos transmiten una concepción simbólica hacia la sensación que experimenta el ser humano cuando se encuentra frente al amor donde nos libera permitiéndonos volver a pecar, lo que muestra la poca moral del hombre.


A veces toma, conocedor de mi amor al arte,
La forma de la más seductora mujer,
Y bajo especiales pretextos hipócritas
Acostumbra mi gusto a nefandos placeres.





En la tercera estrofa el hombre lo hace como una rutina, ya dominado por el mal busca el placer inmoral, ilegal y lo exprime “como naranja vieja” sin tener resultados, llegó a un nivel tan bajo de degradación que no tiene manera de conseguir placer. El Romanticismo que tomaba en cuenta y que tenía cierta compasión con los inadaptados eleva al depravado a personaje a su vez nos libera permitiéndonos volver a pecar, lo que muestra la poca moral del hombre.


Así me conduce, lejos de la mirada de Dios,
jadeante y destrozado de fatiga, al centro
de las llanuras del hastío, profundas y desiertas
,


El cuarto y último verso forman una comparación. El elemento comparado son nuestros blandos remordimientos y el elemento comparante es la destrucción donde los remordimientos son blandos porque no tienen la fuerza necesaria para generar el cambio de actitud, no van a provocar el arrepentimiento. El autor materializa a los remordimientos y dice que son blandos relacionándolos con la contextura de la confusión. De a poco a través del poema vemos como se va perdiendo la conciencia del bien donde el pecado no se manifiesta no es posible escucharlo porque tiene una actitud pasiva. El pecado se opone a Dios porque se opone a la creación, es el pecado máximo, de la destrucción porque lleva al hombre a no hacer nada, se opone a la acción y a la creación. Este tedio es la total evaporación del yo, tendencia a la nada, lo demoníaco por excelencia.

y lanza a mis ojos, llenos de confusión,
sucias vestiduras, heridas abiertas,
¡y el aderezo sangriento de la destrucción!

Sin embargo, me parece que hay algo que no advertimos. Es lo siguiente: Toda vez que nosotros leemos algo y lo entendemos, comprendemos su significado, esto sucede porque nuestra mente realizó de manera automática una serie de procesos por medio de los cuales el pensamiento, sin nosotros advertirlo, pasó por toda esta meditación,

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Webcam, I hope you enjoy. The address is http://webcam-brasil.blogspot.com. A hug.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Hay elementos de análisis propuestos por: Daniel Adrián Madeiro, y no son referenciados con citas textuales...

CARLOS A. GAMBOA dijo...

http://www.poemaria.com/poemaria/taller.php

Aquí encontré trozos textuales...ojo con pegar y pegar

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Fltan productos en est eportafolio como el glosario, las pregunats generadoras...